Portarrollos: accesorios de baño

Portarrollos: un accesorio de baño esencial

El portarrollos es uno de los accesorios del baño que pasa más desapercibido… hasta que tenemos que echar mano de él (y nunca mejor dicho). Elegir el modelo y dónde lo vamos a colocar es fundamental para que sea útil y funcional. No en vano, vamos a utilizarlo durante muchos años y es importante que su uso resulte cómodo.

Si estás buscando accesorios de baño en general y portarrollos en particular, sigue leyendo atentamente, porque vamos a darte las claves para que elijas el portarrollos que necesitas.

Espacio disponible en el cuarto de baño

Evidentemente, antes de comprar el portarrollos, debes tener claro de cuánto espacio dispones para colocarlo. En baños muy pequeños a veces puede ser un complicado encontrar un hueco, pero con todos los modelos disponibles en el mercado, siempre daremos con uno lo suficientemente pequeño que se adapte a nuestro aseo.

Portarrollos sencillo

Ubicación de portarrollos en el baño

Esta es una de las cuestiones más importantes: elegir la ubicación adecuada para tu portarrollos. Debe ser un lugar de fácil acceso a la hora de usarlo, pero sin que moleste a la hora de moverse por el cuarto de baño. Escoge el lugar cuidadosamente para que sea funcional.

Estilo de portarrollos

Afortunadamente, ya no tenemos que escoger entre dos o tres modelos de portarrollos como hace unos años. En el mercado podemos encontrar infinidad de estilos para todos los accesorios del baño, incluyendo este del que hablamos hoy. Tanto si tu estilo es clásico como moderno; recargado o minimalista; sencillo o llamativo; podrás encontrar lo que buscas sin problema.

No te olvides de combinarlo con el resto de accesorios del cuarto de baño. Si son de la misma serie, darás una nota de uniformidad y sensación de conjunto a la estancia.

Portarrollos de pared o de pie

Estamos acostumbrados a que el portarrollos vaya colocado en la pared, pero podemos encontrar también portarrollos de pie, aunque son más convenientes para baños grandes, puesto que ocupan más espacio.

La ventaja de estos portarrollos es que suelen combinarse con otros accesorios; lo habitual es encontrar portarrollos con escobillero incorporado, por lo que, como se suele decir, matamos dos pájaros de un tiro.

Portarrollos escobillero

Portarrollos doble

En el caso de que nuestro baño tenga poco espacio de almacenamiento, este accesorio nos vendrá que ni pintado. Un portarrollos doble ocupa poco y es perfecto para tener varios rollos disponibles.

Es ideal para pequeños aseos de invitados, donde en muchas ocasiones no tenemos armarios para guardar cosas.

Portarrollos escobillero doble

Con todas estas ideas, seguro que ya tienes claro qué portarrollos necesitas. Si aún te quedan dudas, ponte en contacto con nosotros y te ayudaremos a elegir la mejor opción para ti.

Accesorios para baño en Mitale Decoración